Bodas y Reportajes Familiares

Al parecer, somos la generación que más fotografías hace pero que menos fotografías conserva. Cientos de fotos se almacenan en nuestros dispostivos digitales para terminar  perdidas u olvidadas por un cambio de aparato o por un accidente. En el olvido parecen haber caido también esos álbumes en los que solíamos bucear de niños en casa de nuestros padres y abuelos. Un reportaje es para conservar y revisitar, un recuerdo duradero entorno al que sentarse a charlar y recordar.

Porque es  vuestro día, una ocasión muy  especial. O sencillamente porque el tiempo pasa volando y nada vuelve a ser lo que era. Porque nada habla mejor de quién eres tú y tu familia que un reportaje fotográfico. Si te gustan lo que ves en esta sección, no lo dudes y  contacta conmigo.